Imágenes del Funeral por S.E. D. Guido de Marco en Valencia 17/09/2010 (clic para ver grande)

 

 
 

Encuentro de la Embajadora de Malta ante el Reino de España y  S. E.R. el Arzobispo de Valencia D. Carlos Osoro, que tuvo lugar al término del funeral por el eterno descanso del alma del Prof Guido de Marco, ex presidente de Malta (1999-2004) y de la Asamblea de la ONU (1990). Acompañan a la embajadora algunas de las personalidades que asistieron al funeral.

 

Valencia celebra funeral por el Presidente Guido de Marco

 

En la Iglesia de San Juan del Hospital de Valencia, se celebró el viernes, el   funeral por el eterno descanso de Su Excelencia Prof. Guido de Marco  presidente de la  Asamblea General de Naciones Unidas (1990) y de la República de Malta (1999-2004).

La ceremonia fue  cooficiada por el  Dr. Miguel Navarro, capellán de la Soberana Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén,  de Rodas y de Malta, y  el presbítero D. Carlos Pons, párroco  de la Santa Cruz de Pedreguer, capellán de la Asociación Española de Amigos de Malta.

Asistieron, en representación del M.H. President de la Generalitat,   el  conseller de  Solidaridad y Ciudadania,  Rafael Blasco ;  en nombre de la Alcaldesa de Valencia, el  teniente de Alcalde,  Miguel  Dominguez;  y en representación de la Diputación de Valencia, la diputada vicepresidenta, Carlota Navarro; por la Consellería de Educación, la secretaria autonómica Concepcion Gomez Ocaña, y  los alcaldes  de Navarrés,  Vicente Huesca, y Eugenio Perez Mifsut, ex alcalde de Tavernes de Valldigna 

En  sitiales  de representación, ante el presbiterio, estuvieron la embajadora de la República de Malta ante el Reino de España, Sra Tanya Vella, el presidente del Centro Unesco de Valencia,  Luis Aznar Garrigues y  el cónsul honorario, Fernando Estellés

Asimismo, entre diversos  representantes de la sociedad civil valenciana,   -  de la Cátedra de Eméritos, del Alto Consejo  Consultivo, del Consell Valencià de Cultura,  de Amigos de los Museos, de las Universidades valencianas, de la Asociación de Doctores en CCII,  de la Fundación CO.SO,  de Alumni Navarrensis, de la Fundacion CEU San Pablo, etc- asistió también un nutrido grupo de caballeros de la S.O. de Malta encabezados por el Delegado en Valencia  lmo Sr. D Jose Luís Aguirre y Larrauri  y miembros de  diversas provincias de la Asociación Española de Amigos de Malta,  encabezados por su presidente D. Ricardo Sicluna Lleget.

La ceremonia  fue acompañada por  el  órgano y coro  oficial del  Ilustre Colegio de Abogados de Valencia,  “Lex et Gaudium”,  bajo  la dirección del maestro Gonzalo Luque;  y durante la homilía el Dr Miguel Navarro  puso de relieve,  junto al enorme cariño  que por Valencia y los valencianos  sentía el Profesor Guido de Marco,  la relevante  significación internacional  que tuvo como jurista, como  europeísta y como hombre de paz y de fe al  haber sido ponente relator en la causa de proclamación de Santo Tomás Moro como patrono católico de los políticos parlamentarios del mundo. Es de señalar que  esta misma causa era  defendida, ese mismo día, por Su Santidad  Benedicto XVI, en  el Parlamento de Londres y ante la Reina de Inglaterra, con gran esperanza de acercamiento y reconciliación entre  la Iglesia Anglicana  y la Santa Iglesia Católica y Romana.

 

HOMILIA  DEL FUNERAL POR EL PROF. GUIDO DE MARCO

=DR.  D. MIGUEL NAVARRO=

VALENCIA. 17/SEPTIEMBRE/2010


 
Nos hemos reunido esta tarde para celebrar el santo sacrificio de la Misa en sufragio del que fuera ex-presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas y de la república de Malta, el Excmo. Profesor Guido de Marco, fallecido el pasado 12 de agosto.

Nuestra reunión es una última muestra de reconocimiento y de obligada gratitud a quien tantas demostraciones de afecto a Valencia y los valencianos hiciera patentes en sus visitas a nuestra tierra, que dejaron gratísima impresión en quienes fueron testigos de las mismas. En efecto, como sabéis, el honorable Guido de Marco fue invitado oficial de la Generalitat Valenciana en la celebración del 9 d'Octubre de 2000 y del Ayuntamiento de Valencia con ocasión de las fallas de 2004, así como del Ayuntamiento de Xàtiva y los de la mancomunidad de la Valldigna. Durante su último viaje quiso visitar  la localidad de Navarrés, para rezar ante las reliquias del beato mártir Vicente Sicluna, originario de Malta.

En verdad podemos decir que era un gran amigo de Valencia y por eso era un deber de justicia que aquí, en su querida iglesia valenciana de san Juan del Hospital, ligada a la memoria de los caballeros de San Juan de Jerusalén que la levantaron, se celebrase su funeral, organizado por la Asociación de Amigos de Malta, y al que han querido sumarse tantas instituciones y agrupaciones valencianas, entre las que cabe destacar a la delegación valenciana de la Soberana y Militar Orden de Malta, de la que nuestro hermano difunto era caballero.

Muchas son las cualidades y méritos que del profesor De Marco podrían señalarse, como político ejemplar, europeísta ferviente y jurista eminente; pero en este momento si algo cabe destacar es su acendrado espíritu cristiano, como recordaba el papa Benedicto XVI en el telegrama de condolencia que envió al arzobispo de La Valletta, apenas tuvo noticia de tan dolorosa pérdida, y en el que definía al finado como ?un fino estadista, ejemplo para los políticos?. Su Santidad, ? que había saludado personalmente a Guido De Marco durante su visita a Malta, el pasado mes de abril ? recordó con estima no sólo la ?significativa contribución que éste dio a la vida de la comunidad internacional, durante el periodo en el que fue presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas?, así como que ?se distinguió en el servicio a la nación maltesa durante muchos años?, sino también y sobre todo hizo hincapié en que ?dio testimonio de la fe en Cristo en el ejercicio de la vida política?, y por ello el Papa auguraba ?que muchos de cuantos están comprometidos en la política tomen inspiración de su ejemplo?.

Un testimonio de vivencia de la fe en la vida pública con el cual el presidente De Marco quería imitar a Santo Tomás Moro, por el que sentía particular devoción, tanto por ser jurista y estadista católico, como el santo, cuanto por el hecho de que, como sabéis, Su Santidad Juan Pablo II le distinguió nombrándolo Relator Ponente en la causa del reconocimiento de Moro como Patrono celestial de los políticos y parlamentarios del mundo entero. Seguro que muchos de los aquí presentes recordaréis todavía la hermosa lección magistral que pronunció en nuestra ciudad ?De tristitia Christi. Tomás Moro y Valencia? y que versó sobre la última obra del santo inglés, cuyo manuscrito autógrafo se conserva en el Archivo del Real Colegio Seminario de Corpus Christi de Valencia, y que él, emocionado, pudo tener entre sus manos y besar, cuando nos visitó con motivo de su distinción como Miembro de Honor con Medalla de Oro de la Asociación de Doctores Avadolci  y la ya Asociación Española de Amigos de Malta.

En este momento luctuoso y triste, en que despedimos a un amigo, ¡qué consolador es el evangelio que hemos escuchado! El Señor dice a sus discípulos, por lo tanto también a nosotros: ?No perdáis la calma?, no temáis, ni ante las pruebas y dificultades de la vida, ni ante el trance amargo del morir. Y nos da la razón: AEn la casa de mi Padre hay muchas estancias@, es decir, hay sitio suficiente para todos, Dios nos espera, nos aguarda, quiere acogernos, quiere darnos la vida y la felicidad duraderas que la existencia terrena nos niega. Y continúa Jesús: AMe voy a prepararos sitio@, aludiendo a su muerte redentora en la cruz que nos abriría las puertas del cielo, Acuando vaya y os prepare sitio, volveré y os llevaré conmigo, para que donde estoy yo, estéis también vosotros@.

Hermanos, el Señor nos ama tanto que quiere que estemos siempre con él en la eternidad: Ael que cree en mí no morirá para siempre@; pues estemos nosotros con él ahora en esta vida, estemos con él mediante la fe y mediante las buenas obras, que son el signo de la verdadera fe, y no moriremos. Al fin y al cabo, Dios nos ha concedido el don de la vida terrena con el fin de que a través de ella, viviéndola responsablemente, lleguemos a la felicidad eterna. Nuestro hermano Guido de Marco, era consciente de ello, y vivió de acuerdo con su fe, afrontando y desempeñando las realidades terrenas (el trabajo, la cultura, el derecho, la amistad, el matrimonio, la política, la economía y las altas tareas que a un estadista correspondían) con responsabilidad, justicia y compromiso, no con frivolidad y ligereza, con los pies bien radicados en la tierra, pero con los ojos dirigidos hacia lo alto, al cielo, viviendo todo esto según Dios, como un camino para llegar a Dios y para llevar a los hombres a Dios.

Ya sé que es difícil, muy difícil este arte de caminar provisionalmente por la tierra con el ánimo puesto en el cielo, dirigido hacia la eternidad. Pero el Señor está a nuestro lado para ayudarnos: AYo soy el camino, la verdad y la vida@, decía a Tomás. Entremos por ese camino, el de la imitación de Cristo, y nos llevará a Dios. Y entonces la muerte será el encuentro con el Padre que nos ama, el ingreso en la fiesta del cielo.

La verdad es que ante la muerte de personas tan buenas como el presidente De Marco más que rezar el Adale Señor el descanso eterno@, deberíamos entonar el AGloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo@, para dar gracias a la Trinidad por el ejemplo de vida cristiana que nos han dejado, y que es para todos nosotros un estímulo a vivir la santidad.

Pidámosle al Señor, por intercesión de su bendita Madre, Nuestra Señora de Filermo, la Mare de Déu dels Desamparats, que le conceda el premio de la gloria, y a nosotros la gracia de imitar su testimonio de fe en la vida pública. Que así sea..


GUIDO DE  MARCO, 

 VALOR PRESENTE DE UN HOMBRE PARA LA HISTORIA

 

El  12 de agosto  de 2010, en el Hospital  Mater Dei,  anejo a la Universidad de Malta,  a los 79 años de su edad, ha fallecido nuestro insigne amigo el  Profesor Guido de Marco, humanista de referencia en el  panorama político mundial,  presidente de la Republica de Malta, ex  presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas  y ex chairman de la Commonwealth. Europeísta ferviente y artífice del ingreso de su país en la Unión Europea,  su carísma personal,  su espiritualidad intensa, el calado de su formación como jurista,   su dominio de las lenguas clásicas y  de los idiomas contemporáneos, y sobre todo, su  carácter afable, emotivo y directo,  le hicieron inolvidable para cuantos tuvimos  el honor de conocerlo y tratarlo .

Ha sido  uno de los grandes protagonistas del siglo XX , por cuanto fue  artífice principal  del encuentro en 1989, en la  bahía maltesa de Marsaxlokk , entre el presidente de los Estados Unidos y el presidente soviético Mijail  Gorbachov.  La llamada “Cumbre de Malta” aseguró  garantías de neutralidad  para la “perestroika”  o reforma de la Union Soviética, lo  que  supuso el fin de la era comunista y que la bandera soviética fuera arriada del Kremlin  en diciembre de 1991.

Su  visita  a  Santa Maria de la Valldigna en octubre del año 2000 constituyó literalmente  “un baño de multitudes”  y supuso, no solo el reencuentro  con los ciudadanos  de estirpe maltesa descendientes de los  emigrantes que vinieron a  las tierras  de España en los siglos XVII y XVIII, -Tavernes,   Xátiva,  Sagunto,  Burriana,  Valencia, Alicante, Cadiz, etc-  sino  un efusivo reencuentro entre la nueva Republica de Malta  y el  viejo Reino de España, que desde la Corona de Aragón,  por siglos, tuvo potestad en el archipiélago. En dicha visita,  con una sutil insinuación durante la cena posterior que se siguió en el Montsant, en el Castillo de Xátiva,  dejó  sembrada  la semilla para  que se constituyera la  Asociación Española Amigos de Malta (Ordo Amicitiae Causa).

 El reto fue asumido para toda España,  por un grupo  de personas e instituciones valencianas –Asociación de Doctores en CCII,  Orden de San Juan  del Hospital,  los  Attard, Caruana,  Mifsud, Sicluna,  Grima,  Piró, Fenech, Esquembre, Bonich  y tantos otros-  que deseaban el  “redescubrimiento mutuo”  entre dos países,   ligados  antes  por la ofrenda anual de un Halcón  Maltés  que debía ser  entregado al Virrey de Sicilia  con el pecho palpitante  y que tras la trapisonda organizada  por Bonaparte  de un extremo al otro de Europa,  se vió arrastrado  con Gibraltar y con Chipre  a la servidumbre de pertenecer a otro imperio, ser puntuales en casi todo y  conducir los coches por el lado izquierdo de la calzada.

Desde la Asociación de Doctores Avadolci  y la ya constituída Asociacion Española de Amigos de Malta (Registro Nacional de Asociaciones  nº 171889 de la sección 1 grupo 1)  hicimos al Prof. Guido de Marco una propuesta que sabíamos  se le haría irresistible,  nombrarle  miembro de Honor con Medalla de Oro  en ambas asociaciones  a condición de que nos impartiera una lección magistral sobre la figura de Santo Tomás Moro ,  figura respecto a la  que Su Santidad  Juan Pablo II le había ya nominado como Relator Ponente en la causa de su reconocimiento  como Santo Patrono de la Santa Iglesia Católica para todos los políticos o parlamentarios del mundo entero.

El pacto  se cumplió  en marzo de 2004  en el Museo de Bellas Artes, San Pio V de Valencia,  y lo que sabíamos  iba a resultarle irresistible al Prof  Guido de Marco  sería  verse  rodeado  allí de varios centenares  de amigos-de-Malta con la Asociación que nos sugirió ya constituída.

 Lo que  desconocíamos y nos dejó perplejos, al igual que dejó asombrado a M.H. President de la Generalitat  en la audiencia  que  celebraron en el  Palau;  es que Guido  de Marco fuera capaz de leer y traducir de corrido  el texto del “Tristitia Christi”  manuscrito  en latín,  de apurada letra, que Tomás Moro escribió en la  Torre de Londres  cuando ya sabía que iba a ser decapitado,  original recientemente  descubierto en Valencia (que conserva el  Real Colegio Seminario del Corpus Christi)  y cuyo facsímil  tenía por primera vez en sus manos.

De un personaje universal como Tomás  Moro  encarnó   Guido de Marco tantos valores  públicos,  como sin duda procuró  asumir,  en valores íntimos  del Beato Sicluna , cura de  Navararrés,  ase
sinado  durante la guerra civil española,  en cuyo templo parroquial  quiso  el entonces presidente de Malta  dejar  testimonio  de  su fe cristiana  y de que  es a “los límpios de corazón”  a los que en otra vida les esperan.


G. de Marco con D. Vicente Navarro Lujan y Attard; Director General
de la Generalitat Valenciana

G. de Marco imparte lección magistral
sobre Tomas Moro
G. de Marco con D. Vicente Navarro y el profesor D. Guguielmo de Giovanni Centelles que le impuso la insignia de AVADOLCI al Presidente

el Presidente firma el libro de
honor en la iglesia de Navarrés

el Profesor de Marco entre Dª Concha Gomez y Dª Joaquina Risueño Presidenta española de Magister Artis y el secretario general de Unesco España

Jose  Manue Girones, presenta al Prof Guido de Marco y a su esposa, el facsimil del pergamino de Carlos V  con la donación en feudo de las islas de Malta a los Caballeros de  la Orden Hospitalaria de San Juan,  cuyo original se conserva en la Biblioteca Nacional de Malta

Ateneo Mercantil:De iz.  a der. conseller Rafael  Blasco, directora del IVAM,  duquesa de Precacore, presidente Guido de Marco, Jose Manuel Girones vicepresidente de Amigos de malta, la embajadora de Malta en  España (2004) Cecilia Attard  Pirota, el cónsul honorario de Malta Fernando Estelles, presidente del Ateneo Mercantil Jose Manuel Botella, Guillermo de Joan Centelles, duque de Precácore

 

 

G. de Marco preside el Homenaje
al Beato Sicluna en Navarrés

Amigos de Malta ante el altar con
el relicario del Beato Sicluna,
Navarrés
Cena homenaje al Profesor de Marco en el Hotel Floriana de la Valletta,
con el grupo Magister Artis
G. de Marco recibe la medalla de la Generalitat Valenciana de manos de la Secretaria Autonómica
Dª Concha Gomez Ocaña
Amigos de Malta en el auditorio del Museo San Pio V

breve biografía

El ex presidente de Malta Guido de Marco, destacado europeísta que consiguió el ingreso de su país en la Unión Europea, falleció hoy 12/08/2010 a los 79 años de edad en un hospital maltés.

Guido de Marco fue presidente de la República de Malta desde abril de 1999 a marzo de 2004 y ministro de Asuntos Exteriores.

Nacido en La Valleta (Malta) el 22 de julio de 1931, de Marco cursó sus estudios en la St. Joseph High School, en el Dt. Aloysius College y en la Universidad de Malta. Es licenciado en Filosofía y Estudios Clásicos, en Económicas, en Filología Italiana y en 1955 se doctoró en Derecho.

En la Universidad de Malta fue profesor de Derecho Penal.

En el ámbito político, era miembro del Partido Nacionalista (PN), del que fue secretario general desde 1972 hasta 1977, fecha en que pasó a ser vicepresidente. También fue diputado de 1996 a 1999.

En los diferentes periodos en los que los nacionalistas han ocupado el Gobierno, de Marco estuvo al frente de algunos ministerios. En mayo de 1990 fue nombrado ministro de Asuntos Exteriores, cargo que ocupó hasta 1996.

En esta etapa destacó su política europeísta y de apertura, participó en la I Conferencia Euromediterránea, celebrada en Barcelona en noviembre de 1995. Y en la convocatoria de la II Conferencia, en la capital de Malta.

Después de dos legislaturas nacionalistas, en las elecciones de octubre de 1996 ganó el Partido Laborista de Malta (PLM) que permanecería sólo dos años en el poder.

Así en septiembre de 1998, el PN volvió a dirigir el Gobierno, y Guido de Marco volvió a ser ministro de Asuntos Exteriores y primer ministro, Cargo en el que permaneció hasta el 4 de abril de 1999, al tomar posesión como presidente de la República, por un periodo de cinco años.

En la presidencia sustituyó a Ugo Mifsud Bonnici que fue elegido el 4 de abril de 1994.

Entre sus logros destaca la entrada de su país en la Unión Europea.

En 1998 como jefe de Exteriores, reactivó la petición de ingreso de Malta en la Unión Europea, que había solicitado el 16 de julio de 1990, en contra de la postura de la oposición que defendía la no entrada.

En enero de 2001, en un encuentro entre los ministros de Exteriores de España y de Malta, el Gobierno español impulsó las negociaciones de la adhesión del país mediterráneo a la UE durante la presidencia española de la UE, en 2002.

Finalmente, en octubre de 2002, la Comisión Europea recomendaba la adhesión en 2004 de diez países candidatos, entre ellos Malta.

El 8 de marzo de 2003, la población maltesa apoyó el ingreso en la UE y el 1 de mayo de 2004 Malta, junto con otros nueve países, se convirtió en miembro de pleno derecho.

En abril de 2004 De Guido dejó la presidencia y fue relevado por Fenech Adami, elegido el 30 de marzo como nuevo presidente de la República por el Parlamento, con 33 votos a favor y 29 en contra.

En 2009 le fue concedida la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica.


Guido De Marco llevó a la isla a la Unión Europea

El Papa invita a los políticos a seguir el ejemplo del ex presidente de Malta

Telegráma del Pontífice leído en el funeral:

"Un fino estadista, de ejemplo para quién ostenta cargos públicos": así el Papa ha recordado al profesor Guido De Marco, ex presidente de Malta, del que ayer se celebraron los funerales en la Con-catedral de san Juan, en la capital La Valleta. El Papa ha expresado su pésame a los familiares y a cuantos lloran su fallecimiento en el telegrama, dirigido al arzobispo de Malta, con la firma del Card. Bertone, que ha sido leído al final de la celebración fúnebre. Lo cuenta Radio Vaticano.

El profesor Guido De Marco murió el 12 de agosto por problemas de corazón a la edad de 79 años. Benedicto XVI ha recordado la "significativa contribución que ha dado no sólo respecto a las cuestiones internas en Malta sino también para la vida internacional, en particular en el periodo en el que ha sido presidente de la Asamblea General de la Naciones Unidas".

Asimismo el Papa ha evocado "con estima" cómo el profesor De Marco "se ha distinguido por servir a la nación maltesa durante muchos años". Habiendo "testimoniado la fe en Cristo en el ejercicio de la vida política", el Papa ha rezado para que "muchos de los que están comprometidos en papeles públicos extraigan inspiración de su ejemplo". A la familia y a toda la nación de Malta, ha enviado su bendición apostólica.

Guido De Marco nació en La Valetta el 22 de julio de 1931, ha sido ministro de Asuntos Exteriores de Malta en 1990, año en el que fue elegido presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Después fue presidente de la República de Malta desde 1999 al 2004, año en el que Malta entro en la Unión Europea.

 
Redacción, 17 de agosto de 2010 a las 13:01
Guido de Marco, junto a Benedicto XVI
Un fino estadista, de ejemplo para quién ostenta cargos públicos
El Papa, antes de subir al avión que lo llevaría a Malta v
El Papa llegará en barco a Malta 01

Varios testimonios de condolencia

Excma Sra Embajadora Tanya Vella

Distinguida amiga, adjunto le remito tres testimonios 
significativos que hemos recibido en Amigos de Malta por el 
fallecimiento del Prof Guido de Marco, el primero procede oficialmente
de UNESCO- España en Madrid, el segundo de Portugal, del fundador y 
Reitor de la Universidade Fernando Pessoa de Porto (Dr Salvato Trigo) 
y el tercero de Croacia, Prof. Ivana Burgjelez
Directora del Centro de Estudios Mediterraneos de Dubrovnik), son solo
tres ejemplos muy significativos de como nuestro inolvidable amigo fue 
verdaderamente el "Homo Mediterraneus". Tambien S.Santidad el Papa ha 
manifestado justísimos elogios en el mismo sentido.
Cordialmente: Jose Manuel Gironés


Consuelo Vázquez
Secretaria General A.
Comisión Española de UNESCO
Avda. Reyes Catolicos,4
28040 MADRID.
TELEF. 915827937
 

ESTIMADO AMIGO
En nombre de la Comiision española de UNESCO y en el mio propio, me 
solidarizo con las manifestaciones que has realizado sobre tan 
ilustre persona Profesor Guido de Marco.
Muchas gracias

 

Estimado José Manuel,
Hay leído con verdadero placer intelectual tu extraordinário ditirambo 
fúnebre en el honor de Guido de Marco. Te felicito por la belleza y 
por la profundidad de tu texto, que debria constituir el pórtico de la 
Asociación Española de Amigos de Malta!
Un abrazo amigo. SALVATO TRIGO

 

Estimado Jose Manuel,
Tu informacion sobre la muerte de Don Guido de Marco me ha hecho muy 
triste. Lo conocia de persona porque nos conocimos cuando estuve en 
Malta por una conferencia y me encanto su simplicidad en comunicar con 
todas las personas presentes, con su inteligencia y amor por su patria 
y por la humanidad que mostraba en general.
Quiero expresar mi mas sentido pesame a su familia.
Prof. Ivana Burgjelez
Directora del Centro de Estudios Mediterraneos de Dubrovnik